Valle Encantado & Amblayo

Al otro día fuimos al Valle Encantado.  Ya nomás el nombre y tanto que también había escuchado me atraía de conocerlo.  Desde Cachi hay que ir hacia la recta de Tin Tin, pasando por Payogasta y sus secaderos de pimientos, y por esos hiper coloridos cerros de Tin Tin (¡!)
Cerro Tin Tin, saliendo de Cachi hacia la Cuesta
Y prácticamente en la "Cuesta", hay un caminito que se mete al valle Encantado, justo en límite del Parque Nacional Los Cardones.

entrando al Valle Encantado
Es un lugar mágico... el otoño casi no se sentía y era hermosa la vista del tímido "verdor de altura" post lluvias del verano...

Valle Encantado
Hicimos unas lindas caminatas por ahí (todo divino pero yo -urbana sedentaria- quedé con la lengua afuera, ja, ja)

Valle Encantado
Valle Encantado
Despues de andar, volvimos a la camioneta y retomamos la "recta" hacia Cachi, y en un desvío a la izquierda tomamos el camino a Amblayo, paraje famoso por sus quesos (como dice la copla de Balvina: "Yo soy nacida en Chicoana, criada en la costa de Amblayo, donde están los buenos quesos, y donde abunda el ganado").  Hermoso camino, viendo el Nevado de Cachi al oeste.

vista del Nevado de Cachi en el camino a Amblayo
camino a Amblayo
¡¡no me olvido más de la vista de la "Cuesta de Amblayo"!!
cuesta de Amblayo
llegando a Amblayo
Amblayo es un pueblito, pero si bien está re perdido tampoco es tan chiquito...
Amblayo
gauchos de Amblayo
saliendo de Amblayo
guanacos volviendo a Cachi
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario