Octubre en Iruya

Hace tiempo que quería ir a Iruya el primer fin de semana de octubre para su Fiesta Patronal, quería ver la celebración con los famosos Cachis.  Así que allá fui por una semanita para también conocer lugarcitos por ahí.

Apenas aterricé me fui a Chicoana un par de días a empezar el desenchufe con los tíos. De ahí, un laaargo viaje a Humahuaca (cole a la terminal de Salta y ahí enfrente remis a Jujuy y de ahí otro a Tilcara donde me tomé el cole a Humahuaca).  Ya estar ahí te saca una sonrisa, esos cerrazos de colores y el clima seco para mí son lo más...  Y es cuando me doy las panzadas de libros (en la ciudad van más las pelis y series), esta vez me deleité con El azul de las abejas, Laura y Una semana en la nieve.


Al otro día salí a Iruya, hermosísimo viaje que hice tantas veces y nunca me canso de esas vistas, es de esos viajes en los que aparte del destino en sí, ya el viaje es un disfrute, siempre trato de sacar ventanilla a la izquierda (lo que sí, ¡no es apto para los que sufren de vértigo!).  En mis primeros viajes, hará unos 10 años, recuerdo que hacía una parada en el Abra El Cóndor, a 4000 m de altura, límite de Salta y Jujuy, con su enorme apacheta y la vista del Morado.  Ahora, que incluso hay muchas más frecuencias de viajes, ya los colectivos pasan de largo. De ahí el camino baja en interminables vueltas hacia los 2780 msnm de Iruya.
Camino a Iruya: vista del Morado y, abajo, Colanzulí.
Camino a Iruya
Cronograma de la Fiesta Patronal
Mapa del Municipio de Iruya


Iruya impacta con esos tremendos cerrazos coloridos que tiene ahí nomás, encajonándola.  Y como el pueblo está sobre la ladera misma del cerro ¡son bravas las caminatas por sus callecitas de tan empinadas que son! pero bueno, despacito y sin apuro siempre se puede llegar hasta el Mirador o hasta el cementerio que tienen hermosísimas vistas.  Yo me alojé "abajo", en lo de Doña Esperanza, cerca del "centro". Y para comer ya es una fija, aparte de los comedores del pueblo (el de Doña Tina en particular), ir a Federico lll con sus riquísimos menúes regionales-gourmet.   Y como se venía la Fiesta Patronal, de a poco se veía cómo a la orilla del río se empezaban a armar las carpas para la Feria de ese finde aprovechando la cantidad de gente que iba a ir.
Iruya, vista de "La Banda", el barrio cruzando el río
Callecitas de Iruya
Cementerio de Iruya
Y como en unos días iba a ser la Fiesta Patronal, se veía llegar al son del erke, desde barrios o parajes lejanos, otras virgenes que venían a "saludar" a la Del Rosario para su fiesta.  

Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

1 comentarios: