Festival del Churqui y el Cardón


Y, para despuntar el vicio, de la puna bajé a la Quebrada y me quedé un par de días en Humahuaca que siempre en el verano hay, previo al Carnaval, festivalitos en los pueblos donde siempre hay canto de coplas con caja que me encanta. Así que me fui a Hornaditas al Festival del Churqui y el Cardón.  La comunidad está protegida por el Abuelo Churqui y la Abuela Cardona, dos especies centenarias, un churqui tan grande que bajo su copa se hizo el escenario donde desfilan músicos y copleros, y un enorme cardón de 49 brazos.  

¡Qué grossos los copleros! son, simplemente, lugareños de ese y otros poblados cercanos que se reúnen en el verano festivo, celebratorio también de las cosechas y la Pachamama, y largan sus coplas al ritmo de su caja.  Las coplas son 4 versos de 8 sílabas que riman el segundo y el cuarto, y se cantan en coro, por eso se habla de "rondas de coplas", es un canto comunitario, no individual: el coplero canta los dos primeros versos y el coro los repite, y así con los otros dos versos.  Es un canto de las entrañas que versa sobre la vida, los amores, desamores, viajes, amistad, cosechas,...  cómo será de fuerte que una joven Leda Valladares, una "niña bien" tucumana que iba a estudiar filosofía se impactó tanto al escucharlos por primera vez (ella era de una familia acomodada y las coplas son el canto del campesino), que dedicó toda su vida a conocerlas y promoverlas.

Por el escenario iban pasando los copleros pero, al mismo tiempo, antes o depués de subir, se los veía cantar y cantar en rondas ahí nomás (yo soy casi la única gringa que se mete con ellos a las rondas!) y así siguen horas y horas...  ¡Qué experiencia!


los cerrazos coloridos de la Quebrada
el verde-cosecha del verano en la Quebrada 
la Paleta del Pintor en Maimará
Festival del Churqui y el Cardón en Hornaditas: copleros bajo "el Abuelo Churqui"
copleras en el Festival de Hornaditas
ronda de coplas en el Festival de Hornaditas 
churqui enflorado en el Festival de Hornaditas 
la "Abuela Cardona" de Hornaditas
La abuela de Caspalá con sus hermosísimos rebozos

caja coplera 
copleras en el Festival de Hornaditas



Elsa Tapia, gran coplera



Las Rosas de Chorrillos
Ronda de coplas hasta que las velas no ardan

Acá más fotos de este viaje
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario