Corona del Inca

Saliendo de la Laguna Brava por la ruta 76 al noroeste, en un momento agarramos una huellita por la montaña, bien hacia el norte.  Nos metíamos cada vez más en la Cordillera subiendo en altura (en ese viaje me dí cuenta de que, por suerte, la altura no me afecta tanto ya que todos los otros pasajeros iban pálidos, mareados, vomitando o "dándose" con oxígeno, mientras que yo iba y venía chocha de la vida sin sentir nada). Íbamos viendo cerros nevados todo el tiempo y hasta un campo de piedra pómez (a 5100 msnm).  Y ¡qué increíble cuando llegamos al Cráter Corona del Inca!  Estar a 5500 msnm viendo esa tremenda laguna azul de deshielo... fue un momento único!  Impactante hacia donde se mirara, la laguna de por sí, y todo alrededor rodeado de cerros nevados y penitentes, pura inmensidad y asombro...

El Cráter Corona del Inca está al sudoeste del Volcán Pissis y se cree que era la cima de una antigua montaña que se desplomó durante una erupción volcánica.
huella hacia el Corona del Inca
Campo de PIedra Pómez (5100 msnm)
Campo de PIedra Pómez (5100 msnm)
camino al Corona del Inca
camino al Corona del Inca
camino al Corona del Inca
Cráter Corona del Inca
volviendo del Corona del Inca
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario