Laguna Brava


Desde Villa Unión arreglé con la agencia Runacay para la excursión de 2 días a Laguna Brava y Corona del Inca, hacia la Cordillera. ¡Qué lugaaares!!

El primer día salimos tempranito camino a la Laguna Brava por la ruta 76 pasando por Vinchina que es donde está el puesto de Guardaparques al que hay que dar aviso.  De a poco se notaba que íbamos subiendo en altura y que andábamos por lugares cada vez más áridos.  Pero eso sí, ¡qué colores!! Los rojos y turquesas de los cerros, en sus distintas tonalidades, el verde de las vegas, el amarillo de la paja brava,...  Es de esos viajes, como la Cuesta del Obispo o el viaje a Iruya, en los que el camino mismo se disfruta tanto o más que el destino en sí.

La Laguna Brava está a unos 4200 msnm y tiene 20 km de largo. Es muy salina y está rodeada de vegas y bofedales, los humedales de altura formados por deshielo o afloramiento de aguas subterráneas que forman esos manchones verdes donde pastan vicuñas, guanacos, llamas, etc.  La recorrimos desde varios lugares, en uno se veían los restos de un avión que tuvo que acuatizar de emergencia en 1964, almorzamos en uno de los refugios para arrieros que se construyeron en la presidencia de Sarmiento, y seguimos más al oeste, de hecho tuvimos que hacer migraciones, para llegar al Volcancito, un cráter de 7 metros que despide agua.  


Dormimos en Jagüé, un pueblito cercano, y al día siguiente salimos de madrugada y pasamos por la parte norte de la Laguna Brava donde vimos un montón de geyseres burbujeantes!  ¡Un lugar extraordinario!

Quebrada de La Troya, saliendo de Vinchina, camino a Laguna Brava
camino a Laguna Brava
camino a Laguna Brava
camino a Laguna Brava
camino a Laguna Brava
llegando a la Laguna Brava
Laguna Brava
  Laguna Brava
Laguna Brava: el "volcancito"
los colores de Laguna Brava
  Laguna Brava
 Laguna Brava
los geyseres de Laguna Brava
Refugios "sarmientinos" en Laguna Brava (sólidas construcciones de piedras con diseño de nido de hornero -no deja pasar el viento pero sí luz y aire- hechas en el siglo XIX para protección de los arrieros que llevaban ganado a Chile)
camino a Laguna Brava
camino a Laguna Brava
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

2 comentarios:

  1. Muy fan de tus fotos en Panoramio, encantada de encontrar tu blog que es una maravilla. Éxitos!

    ResponderEliminar