De Pirquitas a Rosario de Susques y a El Toro

Al otro día salimos de Pirquitas y le metimos al oeste por la ruta 70, por el río, subiendo por la montaña hasta la naciente misma de ese río.  Puna total... cerros imponentes, vegetación escasa y, ahí por las vegas, siempre las elegantes vicuñas...
De Pirquitas a Rosario de Susques
¡Increíble cuando subiendo y subiendo empezamos a ver a la derecha el Volcán Granada!  No se cómo se llama esa Abra pero es ¡altísima! 4776 msnm, yo chocha de estar en esos lugares...
vista del Granada camino a Rosario de Susques
agradeciendo a la Pacha en el Abra camino a Rosario de Susques
Seguimos al oeste entre cerrazos, lagunas de altura, llamas y vicuñas.
lagunas "de altura", camino a Rosario de Susques
camino a Rosario de Susques
y ¡llegamos a Rosario de Susques!  re loco porque son un par de familias nomás pero ¡con una tremeeenda iglesia! bastante parecida a su prima la de Susques
la Iglesia de Rosario de Susques
Y por dentro toda con hermosas pinturas directamente sobre la pared...
la Iglesia de Rosario de Susques
Justo ese día los lugareños estaban trabajando para construir un salón porque el que tienen ya les queda chico de tanta gente que va a la Fiesta Patronal (¡!)
los habitantes de Rosario de Susques construyen un salón
Nos tomamos una sopita que nos convidaron y salimos hacia el sur.  A los pocos km, donde a la orilla del río se pone todo blanco, llegamos a las aguas termales que nos habían comentado.  ¡Re calentita corría el agua! 
aguas termales saliendo de Rosario de Susques
aguas termales saliendo de Rosario de Susques
Increíble cuando vimos que el "ojito" de donde brotaba el agua estaba todo lleno de hojas de coca, evidentemente es un lugar sagrado donde se ofrenda...

Seguimos nomás por la ruta 70 al sur y apenas pasando unos tremendos farallones llegamos a El Toro donde conseguimos una piecita de las que les alquilan a los maestros (aunque ni hablar de conseguir un bar donde ver el River-Boca de esa noche, ja, ja, Juan lo tuvo que escuchar en la camioneta!)
  de Rosario de Susques a El Toro
  farallones llegando a El Toro
  El Toro
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario