De Iruya a Higueras

El viernes descansé andando por ahí y el sábado por fin logré que Don Zambrano (0387 15 5718423) me lleve a Higueras.  Es que él es el que con su camioneta hace los viajes a San Isidro al oeste, río arriba, y a Higueras al este, río abajo, siempre por el lecho del río. Y esos días pre fiesta patronal estaba con mucho laburo pero por suerte hizo su último viaje conmigo.  Yo tenía ganas de ir desde una vez que me pasé de largo volviéndome caminado de San Isidro a Iruya y, viendo que no llegaba nunca, cuando pregunté me enteré que me había re pasado y que me estaba yendo hacia Higueras.

Hermosos los cerrazos coloridos que íbamos viendo pero lo más impactante era cuando nos cruzábamos con gente de parajes lejanos que caminaba horas y horas por los cerros para llegar a Iruya a la Fiesta Patronal.  Algunos llevaban incluso cargando la Virgen de su pueblito, otros a caballo, otros habían acordado con algún camión para que los espere en el río, increíble...
De Iruya a Higueras
misachicos hacia Iruya, mañana es la Fiesta Patronal
Higueras es el último lugar a donde se puede ir en vehículo y sólo hasta noviembre, ya en el verano con las lluvias es imposible.  De hecho, justo cuando estuve llovió 2 noches seguidas y no pudimos llegar así que el último tramo lo caminamos por el río (y así y todo llegamos hasta enfrente, estaba bastante bravo el río para cruzarlo y llegar hasta el pueblito en sí).  De Higueras hacia el este el río continúa bajando y hay más vegetación, "monte" le dicen ellos.  A la vuelta vinimos con la camioneta llena de gente que iba a Iruya y que hacía horas venía caminando desde parajes remotos: jóvenes, viejos, chicas que iban a bautizar sus bebés, nadie se iba a perder LA Fiesta anual de Iruya...   

Allá enfrente, en la arboleda, está Higueras
De San Pedro a Iruya a la Fiesta Patronal
Descansito de los que vienen de Rodio
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario