Los Cachis de Iruya


El sábado a la tarde finalmente comenzó la Fiesta Patronal y la Feria estaba llena de gente.  En la Feria había, aparte de una "saladita", muchos puestitos de comida y de los que traen sus productos de otros lugares, a vender y también a trocar: panes de sal de la puna (parece que es muy importante para los animales), cueros de cabras y ovejas, lanas de llamas y, de las zonas bajas del este, sobre todo de un municipio que se llama Isla de Cañas, habían llegado en tractores llevando gallinas, naranjas y maderas de todo tipo (acá un video de ese viaje).
Feria en Iruya los días de la Patronal

De las zonas bajas traen naranjas, maderas, gallinas,...
canje de panes de sal por madera
camión-mueblería

Y a la noche hubo una procesión, como en todas las Fiestas Patronales las hay en la víspera.  En primer lugar la Virgen del Rosario y luego todas las otras imágenes, todas muy adornadas con flores.

Procesión en Iruya

Y delante de la Virgen, custodiándola, iban los famosos Cachis, unos personajes que son específicos de esta celebración.  Son seis personajes con máscaras, promesantes que adoran a la Virgen, a los que se les suman dos Caballeros (en la cintura llevan fajas que hacia adelante terminan en una cabeza de caballo), un Torito (lleva en la cabeza una máscara de un torito) y el Negro (deforme y jorobado, de rasgos africanos).  

Parece que todo este grupo representa la defensa de la Iglesia y de la Comunidad frente al mal simbolizado por el Negro (¡!).  Van bailando al son de los erkes y quenas, delante de la Virgen, haciendo una danza muy similar a la que hacen los Samilantes en las festividades de la puna.  De hecho leí por ahí que parece que son en realidad una derivación de los samilantes, cuyas danzas rituales, originariamente en honor a la Pachamama, derivaron, prohibición de la Iglesia mediante -luego de la colonización, la Iglesia se ocupó de regular las fiestas rituales y llegó a prohibir a los Samilantes por anticristianos, prohibición que implicó una transformación del rito, evidenciada principalmente en las máscaras blancas, símbolo de dicha conversión-, en esta adoración a la Virgen con vestimenta mestiza y de características tan hispano coloniales.  
los Cachis en procesión
los Cachis en procesión
los Cachis en procesión

El Negro y el Torito en la procesión
El Torito, Los Caballeros y los Cachis en la procesión

¡Re lindo viaje!  Y ya volveré para ir a San Juan, Titiconte y la Laguna Verde. O sólo para pasar unos días en Iruya... 


Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

1 comentarios:

  1. Ojala nunca perdamos estas fiestas tan nuestras, tan bonitas y pintorescas, ojala sea asi, viva mi norte querido, que ganas de volver..... cariños

    ResponderEliminar