De Yavi a Pucara San Roque por Abra de Rota

Al otro día la idea era, desde Yavi, llegar a Santa Victoria Oeste pero por los parajes fronterizos, casi en paralelo con la frontera boliviana, que están al ir por el Abra de Rota.
llegando a Pucara San Roque
Salimos al este y a la altura de Suripugio hay un desvío al norte que va a Salta cruzando los cerros por el Abra de Rota.  


Ver mapa más grande
Si seguíamos derecho también íbamos a Salta pero por el Abra de Lizoite que es el camino más transitado para ir a Santa Victoria Oeste.  El Abra de Rota está casi en el límite con Bolivia y a partir de ahí el camino entra a Salta prácticamente bordeando la frontera.
tomando a la izquierda vamos al Abra de Rota

















camino al Abra de Rota
llamerío camino al Abra de Rota
En el camino pasamos por Inticancha, un típico paraje puneño de casas de adobe y casi sin árboles.
Inticancha
De a poco subíamos y subíamos, impresionantes las vistas a la puna jujeña desde esas alturas.  Cada tanto parábamos a ver y nos quedábamos encantados mirando hacia nuestras espaldas.  Y en el camino de subida, vegas, vicuñas, cada tanto vacas (¡!), y no puede faltar el lugareño que "se le da" por vivir ahí.
camino al Abra de Rota
vacas de altura
vicuñitas puneñas
vegas y tolares
mimetizada
llegando al Abra de Rota, ¿será un paraje boliviano?

casa cerca del abra
llegando al Abra de Rota
En una hora aproximadamente llegamos al Abra de Rota (4400 msnm).  Yo pensaba que iba a estar bastante descuidado ese camino pero no, se ve que los parajes de por ahí lo usan y tiene carteles en los lugares importantes.
en el Abra de Rota (4400 msnm)
Juan en el Abra de Rota (4400 msnm)
De ahí, sabíamos que teníamos que pasar por Vizcachani y el camino nos llevó nomás.
cartel en el Abra de Rota, camino a Vizcachani
Primero pasamos por Barrio Nuevo, un paraje pequeño que está sobre un río.  No entramos porque queríamos avanzar, en realidad no había ninguna seguridad de poder llegar a Santa Victoria por este camino.  En los mapas que tenía figuraba camino hasta Santa Cruz y había un vacío desde ahí hasta Pucará San Roque desde donde sí se iba a Santa Victoria.  Suponía que siendo época seca se podría unir esos dos lugares por el río, son sólo 8 km, o que los lugareños habrían hecho el camino...  En fin, la idea de máxima era volvernos si no podíamos avanzar así que ¡nos mandamos nomás a conocer!
Barrio Nuevo
vicuñas camino a Vizcachani
cementerio camino a Vizcachani
camino a Vizcachani
camino a Vizcachani
No mucho después de andar por las alturas puneñas llegamos a un paraje.  Era el dichoso Vizcachani, aunque nos comentaron unos señores con los que charlamos ahí que el lugar se llama Río Grande.  Pareciera ser que Vizcachani es la región y el paraje ese es Río Grande.  Nos contaron que la escuela no está ahí sino en otro paraje un poco más adelante, San Juan de Minas, al que obviamente van caminando.  Y de hecho cuando salíamos se veía clarita la huella que dejan los chicos en su ir y venir.  No nos pareció tanta la distancia, pero íbamos en camioneta, calculo que los chicos harán una hora para ir a la escuela.  No es tanto para ellos que están acostumbrados a andar y andar con sus animales ("estos chicos nunca se cansan" como escuché una vez a una docente en un paraje puneño) pero creo que estaría bueno que tuvieran la escuela más a mano, en su paraje.
la capilla de Río Grande, Vizcachani

fulbito en Vizcachani
Río Grande, Vizcachani
de Vizcachani a San Juan de Minas
la huella de los chicos de Vizcachani que van a la escuela en San Juan de Minas
Al rato llegamos a San Juan de Minas y bajamos en la escuela para charlar y conocer. ¡Re linda experiencia!  Y encima ¡tiene Colegio Secundario! Estuvimos un buen rato con ellos, re macanudos los maestros y profes.  Ahí nos enteramos de que varios de los parajes salteños de esa zona tienen secundario y que los profes van rotando.  O sea, en cada lugar, hay unos cuatro profesores que dan intensivamente su materia durante un mes y luego viajan a hacer lo mismo a otro paraje y llegan a ese paraje profes que estaban en otros lugares.  La verdad que me sorprendió gratamente, ojalá sigan construyendo secundarios en la Quebrada y Puna porque es un gran motivo de desarraigo, chicos que se van de su casa a los 12 años, a hacer el secundario, y ya no vuelven.  Y ¡ya tenían egresados! este año son unos siete que están juntando para el viaje de egresados.  Se van a ir a San Carlos, en los Valles Calchaquíes y están juntando plata para el colectivo que tienen que contratar. Y ahora tenían la celebración de la Primavera, que en el norte se festeja mucho, hacen desfiles de carrozas de los distintos colegios.  Y me mostraron el muñeco que estaban haciendo para la Fiesta que se iba a hacer en Santa Cruz, otro paraje por el que íbamos a pasar más adelante.  Parece que la consigna era que cada colegio hiciera un muñeco de un animal de la zona y ellos estaban haciendo una llama, con alambres y cartones, y decían que le iban a poner una cabeza y patas de una llama real.
llegando a San Juan de Minas
San Juan de Minas
San Juan de Minas tiene Primaria ¡y Secundario!
los chicos del Secundario fabrican una llama para el desfile del Día del Estudiante
los egresados del Secundario de San Juan de Minas (ANTEC: Ahora Nosotros Tenemos El Control)
Nos querían invitar a almorzar pero era temprano y teníamos un largo viaje aun.  Seguimos nomás y notábamos que el camino volvía a subir y fue bien notorio cuando en un momento entramos a otro lugar (de nuevo la "sensación de abra").  Era el Abra Yavi Huaco (4350 msnm), a partir de la cual se veían las interminables curvas que teníamos por delante.  En un principio pensamos que era el Abra de Santa Cruz, que sabíamos que teníamos que pasar por ahí, pero no, así se llama el primer paraje al que llegamos luego de bajar haciendo miles de vueltas y zig zags. Y lo más loco es que después, viendo el mapa, resulta que ese tremendo vuelterío va tan cerca de la frontera que en varios tramos transcurre directamente en Bolivia.  En un momento nos cruzamos con una camioneta que venía en sentido contrario, uf, qué maniobras...

Ver mapa más grande
saliendo de San Juan de Minas
de San Juan de Minas a Abra de Santa Cruz
de San Juan de Minas a Abra de Santa Cruz
abra de Yavi Huaco (4350 msnm)
pasando el abra de Yavi Huaco se ve el camino a Abra de Santa Cruz
bajando a Abra de Santa Cruz
de allá venimos...
camino a Abra de Santa Cruz
allá abajo se empieza a ver Abra de Santa Cruz
la bajada a Abra de Santa Cruz
allá abajo está Abra de Santa Cruz
interminables vueltas para llegar a Abra de Santa Cruz
camino a Abra de Santa Cruz
bajando a Abra de Santa Cruz, según el mapa, ¡estamos en Bolivia!
desde allá arriba venimos bajando
bajando a Abra de Santa Cruz
bajando a Abra de Santa Cruz
ya se empiezan a ver las casas de Abra de Santa Cruz
difícil la doble mano en la montaña...
camino a Abra de Santa Cruz
llegando a Abra de Santa Cruz
llegando a Abra de Santa Cruz
Era pasado el mediodía y veíamos en el camino los chicos que volvían a su casa luego de la escuela.
llegando a Abra de Santa Cruz, los chicos vuelven de la escuela
Desde que en mayo empecé a andar por estos Valles de Altura salteños, vi que los caminos estaban cerrados con portones.  Al principio me pareció rarísimo pero después me enteré de que es para que, en lugares donde se cultiva, no entren los animales a comerlos o pisarlos.  De hecho en mayo me bajaba a cada rato a abrirlos y cerrarlos, pero ahora en agosto, que ya no hay cultivos, recién se está empezando a preparar la tierra para la siembra, estaban todos abiertos.
los caminos con portones
la explicación de los portones en los caminos
Ya una vez a la altura del río, empieza una sucesión de parajes con sus sectores de cultivo (sería lindo verlos en febrero/marzo con el verde de las cosechas, ¡habrá que volver!).  Primero Abra de Santa Cruz, luego Santa María y finalmente Santa Cruz.
  Abra de Santa Cruz
Santa María
Santa María
Santa María
Santa María
En un momento que íbamos relativamente despacio a la altura de Santa María pasamos a unos chicos que volvían caminando a su casa luego de la escuela.  En una de esas siento al lado mío, en el camino, que algo pasa rápido, pensé que era un perro y no, eran esos chicos que, muertos de risa, nos hacían carrerita.  Después los volvimos a pasar y de golpe los vemos por el retrovisor, ¡estaban subidos a la parte de atrás de la camioneta!  Entonces Juan paró, los acomodó y seguimos.  Y nos iban avisando cuando llegaban a sus casas.  Siempre riendo, ¡divinos! Pensar que suele hablarse del "triste niño puneño".  Nada que ver, juegan y se divierten como cualquiera, no tendrán juguetes ni objetos de consumo como en la ciudad pero no por eso van a ser tristes.
Santa María, los chicos nos juegan carrerita
los chicos de Santa María
de Santa María a Santa Cruz
llegando a Santa Cruz
Santa Cruz
¡Santa Cruz tiene Secundario!
básquet en Santa Cruz
Finalmente llegamos al dichoso lugar, saliendo de Santa Cruz, donde sabrìamos si podíamos seguir hasta Pucará o si ¡nos teníamos que volver!  Por suerte sí estaba el camino, re nuevo, recién el año pasado lo hicieron.  Juan, manejando, me decía que se notaba que todavía "no estaba pisado".  Re de cornisa el camino y re lindo cuando al rato de salir veíamos atrás el paraje Santa Cruz, ¡hermosísimas vistas!  Y ya que estábamos, total no había tanto tránsito, paramos y, con esa vista divina, nos mandamos el almuerzazo.
el nuevo camino de Santa Cruz a Pucara San Roque
de Santa Cruz a Pucara San Roque
de Santa Cruz a Pucara San Roque

a lo lejos vemos Santa Cruz
de Santa Cruz a Pucara San Roque
yendo a Pucara San Roque, allá se ve Santa Cruz
almorzando con vista a Santa Cruz
yendo a Pucara San Roque, allá se ve Santa Cruz
de Santa Cruz a Pucara San Roque
Anduvimos un poco más y en un momento empezamos a ver hacia abajo y más adelante otro paraje.  Sobre el río se veía clarito la parte principal y desde mucho antes varias casas con sus corrales y sectores de cultivo.  Era Pucará San Roque finalmente.
Vicky chocha
a la derecha del río está Pucara San Roque
Pucara San Roque
adobes en Pucara San Roque
Mi idea original, en el caso de que llegáramos a Pucará, era ir al norte hasta Mecoyita en la fontera misma con Bolivia.  Pero ya eran cerca de las cinco de la tarde y la idea no era sólo llegar sino con luz y disfrutando del paisaje.  Y a esa hora imposible, ya estaba cayendo el sol así que lo dejamos para el día siguiente y fuimos a buscar alojamiento en Pucará.  Preguntamos en el primer caserío que vimos y nos recomendaron que averiguáramos donde les alquilan a los maestros, pero ya tenían todo ocupado. Y terminamos en la escuela misma que la directora re piola nos dio unos colchones y frazadas y pasamos la noche en el laboratorio.  Sólo teníamos que esperar que se hicieran las siete que salían los del secundario.
el caminito a la izquierda del río es el que va a Mecoyita
Pucara San Roque
llegando a Pucara San Roque
Pucara San Roque ¡tiene secundario!
Mientras esperábamos, se empiezan a escuchar unos erkes.  Era un misachico por San Bartolo y estaban yendo desde lo de la familia que tenía la imagen hasta la iglesia del pueblo.
justo había un misachico cuando llegamos a Pucara San Roque
Pucara San Roque
misachico en Pucara San Roque

misachico en Pucara San Roque
misachico en Pucara San Roque

dormimos en la escuela de Pucara San Roque
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario