Iruyito, Puente y Bodega en Maimará

Siempre pasaba de largo por Maimará.  Si bien me encantaba ver, cada vez que pasaba con el colectivo, "La Paleta del Pintor" -esos cerrazos coloridos que tiene- , nunca se me había dado por ir a recorrer el lugar.
La Paleta del Pintor de Maimará
Así que arreglé con Carlos que conoce re bien la zona y tiene varios circuitos para salir a conocer por ahí.  Me encontré con él a eso de las 10 en Maimará, ahí nomás en la ruta donde me dejó el colectivo, y salimos a andar por los cerros al lado oeste de la ruta.  Anduvimos casi una hora entre cerros imponentes y cardonales, y al rato llegamos a una formación muy loca, como un puente formado por la erosión.
Maimará
el Puente Natural en Maimará
Maimará
De ahí, nos fuimos a la derecha hacia un cardonal donde había un antigal (=donde vivían "los antiguos", así le dicen en la zona a los lugares donde están los restos de antiguos asentamientos).
Maimará, yendo al Antigal de Iruyito
Y re lindo porque como el sol se iba haciendo hacia el oeste, al mirar atrás se veían cada vez mejor los coloridos cerros de la Paleta...
la Paleta del Pintor de Maimará
Me encantan los cardonales de la Quebrada, que son como los vestigios de la antigua presencia humana ahí...
cardonales maimareños

el cardón sirve de nido también
Lo feo es que, parece que por el cambio de clima que se está haciendo cada vez más húmedo, los cardones están siendo "invadidos" por los claveles del aire que los parasitan y los terminan debilitando y secando.  Y es re fácil sacarlos, con los dedos nomás (con cuidado de no pincharse, ja, ja), una pena que no se hagan campañas locales para ir con escuelas y comunidades a quitárselos.
pobrecito el cardoncito lleno de claveles del aire
Impactante cuando llegamos al Antigal.  Si bien son "apenas" piedras sueltas, es notorio como se ven clarísimas antiguas paredes y líneas que constituían antiguos recintos.
Antigal de Iruyito
Antigal de Iruyito
el Antigal de Iruyito y la Paleta del Pintor de Maimará
Y yo me seguía fascinando con la vista de la Paleta del Pintor...
la Paleta del Pintor de Maimará
la Paleta del Pintor de Maimará
cardonales maimareños
vista del Cementerio de Maimará y, al fondo, la Paleta del Pintor
la Paleta del Pintor
Después, volviendo, entramos al pueblo y cruzando el río fuimos hacia los mismos cerros de la Paleta donde Ale tiene un camping y está construyendo unas cabañas re lindas.  Un lugar ¡divino! justito abajo de los colorazazos de la Paleta.
el camping Psicodelia en Maimará
vista de la Paleta desde el camping Psicodelia en Maimará


vista de la Paleta desde el camping Psicodelia en Maimará

Re copado, el Ale me acompaño a conocer la Bodega Dupont de Maimará, cerquita nomás, a unos 800 metros desde el pueblo de Maimará.  La verdad que me tenía intrigada, más aun conociendo la calidad y variedad de los vinos de los Valles Calchaquíes -hasta es divertido ver en la etiquetas cómo se pelean por quién tiene el viñedo más alto-, y sabiendo que similares condiciones geográficas y climáticas se dan en la Quebrada, no podía ser que no hubieran viñedos allí.
Bodega Dupont
Hermosísimo lugar, re cerquita de Tilcara y con una gran vista de sus cerros.  Hicimos el recorrido por la bodega y no compre ahí sino en el aeropuerto.  No son vinos baratos (de $ 150 para arriba) pero son ¡excelentes!  Y parece que en El Angosto, otra localidad al sur de Humahuaca, también hay un viñedo, se viene ¡la Ruta del Vino Quebradeña!
Bodega Dupont
¡muuuy bueno!
vista de Tilcara desde la Bodega Dupont
comienza la siembra en Maimará
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario