Volcán Higueras

Y el último día, también con Juan Lamas, fuimos a Volcán Higueras.  Es un poblado salteño (2800 msnm) muy poco conocido que pertenece a Iruya pero al que sólo se accede desde Humahuaca (o desde Iruya, pero son ¡2 días de caminata atravesando los cerros!).  Hay que ir al noreste por la ruta 73 hasta Varas donde hay un desvío para ir.  Son más de 4 horas en camioneta, pasando por el Abra Gigante de 4000 msnm que divide Jujuy de Salta. Ahí empezamos la bajada entre cerrazos tremendos y miles de curvas.
Cianzo, saliendo de Humahuaca camino a Volcán Higueras
Camino a Volcán Higueras: límite Jujuy - Salta
bajando a Volcán Higueras
 Volcán Higueras

Volcán Higueras
Aunque era sábado estaban la directora de la escuela y la seño de jardín que se habían quedado (generalmente los maestros son de la ciudad) por la elección del domingo 27.  De hecho, me mostraron que ya habían preparado un aula como cuarto oscuro.  También es albergue de lunes a viernes, salvo para los de jardín que no se pueden albergar por ser tan chiquitos así que los peques que viven muy lejos van una vez por semana.  La Directora Patricia re compenetrada, hace varios años que está (la dirección es su habitación también) y la seño de jardín era recién recibida pero estaba reenganchada con sus chicos (no todos los maestros quieren ir a esas zonas tan alejadas e inhóspitas, de hecho su puesto estaba vacante hace 3 años). 
escuela de Volcán Higueras
Volviendo, nos cruzamos -en esos caminos taaan estrechos- con gendarmes que iban llevando las urnas (y la semana siguiente iban a ser en Salta las elecciones provinciales con ¡voto electrónico!).  



Volcán Higueras

Bajada a Humahuaca desde Aparzo
Compartir

Sobre Vicky Yened

Hace unos 15 años que descubrí la Quebrada y Puna. Fue un flash... tremendos paisajes con cerrazos coloridos, cóndores, llamas, vicuñas, cardones, que desde hace miles de años moldean un hábitat sencillo y estremecedor... pero lo que más me impactó es la cultura viva que aun se mantiene y conmueve... la Pachamama siempre presente, las chayadas, las apachetas, las ofrendas, las rondas de coplas... Así que ahí ando, cada vez que puedo me hago escapaditas revitalizantes.

0 comentarios:

Publicar un comentario